Brocados de la Capital (Miyako no nishiki)

El título es el nombre de una rara serie de doce grabados ukiyo-e que Tsukioka Kōgyo realizó entre  1900-1901 para ilustrar temas tan diversos como el teatro de kabuki o las costumbres.  

Tsukioka Kōgyo nació en  1869, un año después del comienzo de la restauración Meiji, que introdujo Japón el mundo moderno de occidente. A la edad de quince años empezó como aprendiz del gran artista Tsukioka Yoshitoshi (1839-1892),  que se había casado con su madre.

El trabajo de Kōgyo se centró principalmente en el teatro tradicional de Noh. A lo largo de su vida, creó más de 550 grabados, que documentan las actuaciones del teatro Noh, con un enfoque particular en el vestuario y las poses de los actores. Su interés en  el teatro  Noh  se debió probablemente a la fascinación que su maestro Yoshitoshi sentía por la  vida y la representación Noh.   

Después de la muerte de Yoshitoshi, pasó a estudiar con el pintor y artista de ukiyo-e   Ogata Gekkō (1859-1920), cuya influencia fue fundamental en el desarrollo de un estilo pictórico muy similar a la acuarela.

Los grabados de la serie “Brocados de la Capital” tienen un formato  y una composición similares a los utilizados en su famosa serie de grabados Noh (Nõgaku zue), realizada tres años antes. 

La Colección Bujalance, cuenta con tres de estos doce grabados,  de los que solo se  han podido encontrar ocho, en internet.  El tema del  primero de los tres grabados  es la figura de un actor que sorprendentemente no es del teatro  Noh, sino del Kabuki. Como describe  el libro “The Beauty of Silence” de Robert Schaap  y  J. Thomas Rimer, el grabado representa  al actor  Ichikawa Danjüro I (1660-1704), fundador de la célebre línea Danjūro de actores de Kabuki, que ha continuado hasta nuestros días. 

Danjūro I introdujo el modo dinámico de actuar, conocido como aragoto (un estilo de actuación kabuki, íntimamente asociada con el linaje, en el que se utilizan kata (formas o movimientos) y discursos exagerados y dinámicos.  También se cree que Danjūrō I fue el primero en emplear el estilo de maquillaje kumadori que caracteriza a los actores en papeles de  aragoto.

En este grabado; en el que es fácil reconocer,  en la parte izquierda, los patrones kumadori rojos y negros,  especialidad de la lína<ea Danjūro;   Danjūro I interpreta al personaje principal de la obra Shibaraku. Una de las obras conocidas como Kabuki jūhachiban (Kabuki dieciocho)

La segunda de las obras trata del teatro de marionetas. Los mismos autores aseguran que las marionetas fueron una forma de entretenimiento popular de gran éxito en la Inglaterra victoriana.  Una de las compañías más respetadas de la época era la D’Arc Troupe,  fundada por el francés Lambert D’Arc. Su hijo, Lambert D’Arc, llevó la compañía a una gira por Asia, en 1893. Visitó Tailandia, China y finalmente Japón, donde las actuaciones tuvieron tanto éxito que la compañía permaneció allí largos meses.  Las actuaciones de Tokio, realizadas en el Teatro Kabuki Ichimura, fueron enormemente populares.  El escenario y los atuendos utilizados por la compañía, parecen ser la  inspiración de este grabado, que hoy sigue siendo uno de los pocos registros visuales disponibles de la gira.  En el centro del escenario podemos ver una impresión inusual de Kogyo como un payaso borracho sobre zancos. También muestra cómo era el espacio escénico de Londres a principios de la década de 1860. El recuadro de la parte superior derecha muestra un esqueleto desmembrado.

La tercera de la obras, puedo comentarla gracias a la ayuda de y I. Nagy, quien en el foro de Asian Art,  no solo me indicó el título de la obra “El  puño del Sumo”,  sino que también me señaló que se trataba de un juego procedente de China,  muy popular en Edo. Un entretenimiento que imita al puño del sumo, que se ha transmitido hasta el día de hoy  como «Roca-Piedra-Tijera». Debajo del toldo que aparece en el grabado, podemos ver un pequeño estadio de lucha de sumo,  y al árbitro de sumo mirando atentamente la jugada entre un hombre y una mujer. Los participantes se se denominaban Este y Oeste y se colocaban en esa situación.

De esta obra no he podido encontrar ninguna representación en Internet.