El comienzo de la era Meiji (1868) marcó la incorporación de Japón a la modernidad y se inició una gran reforma educativa en todos los niveles.

El Monbushô (Ministerio de Educación del Imperio) decidió publicar pinturas educativas dedicadas a la educación en las aulas para lo que encargó el diseño de grabados de tamaño Ôban (gran formato de 36 x 24 cm aprox) sobre agricultura, sericultura, matemáticas, física, lecciones de moral y artes tradicionales. Aun hoy resulta sorprendente la variedad y complejidad del contenido.

Entre los artistas que trabajaron en estas series hay que destacar a Utagawa Kuniteru II (1830-1874) que en realidad se llamaba Yamada Kunijirō. Nació en Edo (Tokio) y fue diseñador de ukiyo-e, pintor e ilustrador de libros. Estudió con Utagawa Kunisada I (1786-1865) y realizó yakusha-e (imágenes de actores), bijinga (imágenes de mujeres hermosas), fuzokuga (imágenes de mansiones y costumbres), meisho-e (imágenes de lugares famosos) sumo-e (imágenes de luchadores), grabados educativos y sobre todo bunmei kaika-e (imágenes de la modernización) al estilo de la escuela Utagawa tardía.

Entre los grabados educativos firmados por éI hay dos series, una titulada «Yôdô etoki undô yôjyô ronsetsu-zu»  dedicada al ejercicio físico y el bienestar infantil y  otra llamada «Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu»,  compuesta por 20 ukiyo-e  que ilustran sobre la construcción de casas,  en los que quedan reflejados desde la discusión de los planes con  el arquitecto hasta las obras de finalización de los tejados

Aquí podemos ver algunos de los grabados  de la serie “Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu” con la tradución del texto que aparece en cada grabado.

Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu 衣喰住之内家職幼繪解ノ圖 / 曜齋國輝 画
Utagawa Kuniteru II (1830-1874)
Año 1873. Colección Bujalance

En este mundo, la ropa, la comida y la vivienda son tres herramientas para mantener el cuerpo. La palabra «vivienda» significa la casa donde vive la gente. Si desea construir una casa, consulte con una persona experta en el arte de construir casas. Para que pueda vivir cómodamente, decida el plano de la habitación y cuántas esteras de tatami desea poner Luego llame a un carpintero. Pídale al constructor y al carpintero que hagan un dibujo de diseño (vista en planta) y una hoja de especificaciones. Este es un diagrama que muestra la situación.

Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu 衣喰住之内家職幼繪解ノ圖 / 曜齋國輝 画
Utagawa Kuniteru II (1830-1874)
Año 1873. Colección Bujalance

El carpintero y los pies del ayudante aplanan el lugar de la grava y la contrastan con el plano.  Cavan hoyos en el terreno donde se levanta cada pilar. En la imagen podemos ver   a los obreros poniendo grava y estacas y colocando la piedra de base.

Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu 衣喰住之内家職幼繪解ノ圖 / 曜齋國輝 画
Utagawa Kuniteru II (1830-1874)
Año 1873. Colección Bujalance

El carpintero lleva la madera al contratista general, corta el extremo de la madera, coloca una escuadra de acero (doblado con los dedos) tanto en la raíz como en la punta de la madera, examina la condición de flexión de la madera y comprueba las dimensiones requeridas y dibuja el plano con hilo de tinta.

Ishokujyû no uchi kashoku osanaetoki no zu 衣喰住之内家職幼繪解ノ圖 / 曜齋國輝 画
Utagawa Kuniteru II (1830-1874)
Año 1873. Colección Bujalance

También es trabajo del yesero evitar que la lluvia se cuele entre las tejas, lo que se llama yeso para tejados. Existen distintos tipos de onigawara, (remate escultórico en el vértice de los tejados) que normalmente representan una cara de ogro o bestia pero puede ser también la marca de un apellido o un escudo.

También se pone un canalón, que es un árbol ahuecado. Por lo general se utiliza un gran trozo de bambú dividido por la mitad, los nudos se afilan bien y un alambre lo une a los aleros del tejado. Sirve para recibir y reconducir el agua de lluvia que cae naturalmente del techo.

Para lograr una capa astringente hay que aplicar tinta de ceniza en bruto en el exterior de la pared exterior de la casa y en todos los lugares que se quieran aislar. Esto es para evitar que la madera se pudra cuando es salpicada por la lluvia.

Hay varios especialistas en los distintos tipos de construcciones según los gustos de la gente.

La construcción de una casa japonesa

Post navigation